*Por Roberto Ríos

CONGRESO EUCARÍSTICO NACIONAL 2018

"Un congreso eucarístico es un tiempo de gracia, un tiempo de salvación, que produce en todos el deseo de hacer comunión con Cristo y los hermanos".

En 1980 fue el último Congreso Eucarístico Nacional. En eses entonces, fue convocado por el Cardenal Raúl Silva Henríquez en un contexto muy distinto al actual, en que se nos llama como Nación e Iglesia a volver a poner nuestra mirada en Jesús Eucaristía. Porque esa es la finalidad de un congreso Eucarístico: profundizar en el misterio de la Eucaristía. Es poner en el centro de esta Iglesia chilena la Eucaristía “como fuente y cumbre de la vida cristiana” (LG 11)

Es en la misa en que hacemos memoria del acto más infinito de amor por nosotros, en donde Jesús se da y se nos da para nuestra salvación. Cristo se hace pan, se parte y se reparte para todos.

En este año 2018 se nos invita a contemplar a Jesús, que como lo hizo con los discípulos de Emús, sale a nuestro encuentro y se pone en camino con nosotros, dialoga, nos pregunta y nos hace preguntarnos “¿Qué van conversando por el camino?” Que actualizado sería ¿qué te está pasando Chile?, ¿qué cosas te preocupan? Al final del camino nos invita a sentarnos a una mesa que es para todos, nos invita a comer su cuerpo y beber su sangre. Es en la eucaristía en donde a los de Emaús, como a nosotros, se nos abren los ojos y entendemos qué es y quién es Jesús. Tanta es la alegría que no podemos sino ir a anunciar aquello que hemos visto y oído.

Un congreso eucarístico es un tiempo de gracia, un tiempo de salvación, que produce en todos el deseo de hacer comunión con Cristo y los hermanos.

No es casual que el lema de este congreso eucarístico sea “Que haría Cristo en mi lugar”, frase tan profunda que el Padre Hurtado nos legó y de la que el Papa Francisco hizo eco en su encuentro con los jóvenes en Maipú, transformándola en la clave, en el password de la búsqueda de sentido que todos tenemos. Y ahí está “la clave”, en la Eucaristía. La respuesta es darse, donarse, ser pan partido para todos, eso es Eucaristía.

Que esta convocatoria a vivir el congreso eucarístico nacional, de marzo a noviembre de 2018, nos anime a preguntarnos todos los días ¿Qué haría Cristo en mi lugar? La respuesta va a ser siempre la misma: darse.

 

Roberto Ríos es Profesor de Religión y Moral de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Orientador Educacional y Familiar de la U. de Los Andes, Magister en Ciencias de la Familia de la U. de Santiago de Compostela, España y vocero de Voces Católicas. Actualmente es Jefe del Programa Ética y Formación Cristiana en Duoc UC. Se ha especializado en temas de Educación y Familia trabajando en la actualidad para la Fundación Internacional Familias Mundi.