NUEVOS VOCEROS CATÓLICOS PARA LOS MEDIOS

Con un “entrenamiento en medios” concluyó el programa de capacitación a laicos que están dispuestos a llevar su testimonio de fe y expertise a los medios de comunicación.

El miércoles 3 de mayo comenzaba la capacitación de la cuarta generación de voceros de la Fundación Voces Católicas, un grupo de 16 laicos comprometidos provenientes de diferentes carismas de nuestra Iglesia y que se desarrollan en diversas áreas de nuestra sociedad. Luego de una exigente preparación, el pasado fin de semana concluyó su formación con un “entrenamiento en medios” en los estudios de televisión y radio de la Facultad de Comunicaciones de la Universidad Católicas, simulando entrevistas reales.

El entrenamiento en medio, liderado por el destacado comunicador Nicolás Vergara, y que contó con el apoyo de los periodistas Diego Sánchez y Sebastián Garcés, ambos con vasta experiencia en radio y televisión, fue la culminación de una preparación de más de tres meses tanto teórica como práctica donde se analizó el rol de los católicos en el servicio público, la lógica de los medios de comunicación y los principios de Voces Católicas, además de el “método de comunicación de Voces Católicas”, que en esta versión fue impartida por Jack Valero, cofundador de la red internacional Catholic Voices. Cada sesión contó con ejercicios prácticos de juego de roles donde se aplicaba lo aprendido.

Para Jimena Santis, enfermera matrona, fue "alucinante ver que un grupo tan diverso tuviéramos un propósito tan claro que es tomar acción como laicos y salir a hacer vocerías y así ayudar a nuestra sociedad y a la Iglesia". Además, le impresionó el sentido de comunidad, y que se profesionalice una necesidad a través del quehacer de Voces Católicas.

El egresado de finanzas de la Escuela de Cámara de Comercio de Santiago, Hamm Mena, destaca que este proceso lo ha llevado a la convicción que "cada católico debe defender aquello en lo que cree".

Estos 16 nuevos voceros de la Fundación se suman a los 25 voceros con los que Voces Católicas ya contaba, quedando disponibles para ser fuente de testimonio y expertise en los medios de comunicación.